NUESTROS GÉNEROS

La prosa más relevante y nuestra

Las rimas más trascendentes

¿De humor intelectual?

Hermosas estampas de nuestros artistas

Los dibujos de Alternativas

Desafían toda clasificación

Llume · relatos para una colección

18.00

La condición de Homo faber hace que la contemplación de una herramienta o de una máquina estimule sentimientos y recuerdos en muchas personas. Tienen, sin duda, una gran poder de evocación. Recordemos el comienzo de la película «Ciudadano Kane» (1941), de Orson Wells, con el rico y famoso moribundo, coleccionista de obras de arte de gran valor, cuya última palabra antes de morir fue llamar a Rosebud, recordando el nombre de su trineo de la infancia. Este mismo poder evocador es el que estimula a los coleccionistas a buscar y acumular objetos muy variopintos y el que se encuentra en Asturias en numerosos hórreos y paneras cuyas tablas de madera sirven hoy como soporte expositivo de viejas herramientas y aperos de las casas campesinas, hecho que no deja de ser un homenaje a los antepasados que las usaron para ganarse la vida.

Este libro es también un homenaje a estos instrumentos cotidianos, y a quienes los fabricaron y utilizaron. Es, asimismo, un estímulo para pensar en el papel que tienen los objetos en la vida cotidiana y valorar todas sus dimensiones, y una manera de difundir la colección que atesora el Muséu del Pueblu d’Asturies.

(Del prólogo de Juaco López Álvarez, Director del Muséu del Pueblu d’Asturies)

 

[Edición realizada en colaboración con el Muséu del Pueblu d’Asturies]

Cuaderno de un lunar díscolo

18.00

Que la medicina y la cirugía son cosa seria, nadie lo pone en duda. Que el miedo a la enfermedad y a la muerte nos iguala y nos desespera, es una obviedad, aun habiendo excepciones entre quienes no le temen a nada. Esos dirán: ¡quién dijo miedo! Que el dolor es cosa preocupante y que ser el paciente en una consulta médica es poco deseable, elemental… Esto lo conocen la mayoría de los mortales, pero ¿saben los mortales qué siente un cirujano cuando ocupa la silla del paciente después de haber ejercido varias décadas? ¿Tiene el mismo criterio un cirujano cuando es paciente que el paciente que no es médico y no tiene idea de medicina? Este libro es mucho más que una reflexión sobre la cirugía, sobre el camino y destino de la medicina. Es, en buena medida, una crítica a un modelo en vías de deshumanizarse, donde la tecnología ayuda a arrinconar aún más, si cabe, al ser humano. Seres humanos, y otros no tanto, son los que entran y salen de escena en esta ficción que puede ser teatralizada de principio a fin. Los diferentes actos son aquí ordenados por un Herrero Montoto que toma, a veces, la voz del narrador y otras le deja a su aire llevando el argumento de la ironía a la crítica mordaz, con momentos de una acidez gamberra exquisita. El fin: divertir a la vez que se desliza una crítica fundamentada sobre lo mal que nos puede ir dentro y fuera de un hospital. Por si fuera poco, en medio de todo el trajín, irrumpe la gran pandemia de la que poco a poco el ser humano de un siglo XXI, ya mayorcito de edad, parece que se va recuperando. Leer Cuaderno de un lunar díscolo deja tan buen sabor de boca que apetece pedir cita para que el doctor que deambula por este consultorio, nos amenice con nuevas experiencias tan hilarantes como trágicas, verosímiles o increíbles. En este libro se constata que el autor se maneja con destreza en quirófano y parte la pana con altura literaria. Disfruten, sobre todo, disfruten de un sentido del humor que no conoce límites.

La última Misión Apolo

18.00

Año 2.029, la última misión Apolo, desaparecida en la década de 1970 instantes antes del descenso sobre la superficie lunar, reaparece orbitando la Tierra. En su interior, todavía uno de los tres astronautas que formaron parte del lanzamiento. La NASA, el ejército y el Gobierno de Estados Unidos unirán fuerzas para resolver uno de los enigmas más intrigantes de los últimos tiempos y, sobre todo, el motivo por el que su comandante, Elena Patinson, sigue con vida en el interior del módulo Columbia New Horizons.
Sumérgete en «La última misión Apolo», una novela de ciencia ficción que te absorberá página a página y que no abandonarás hasta su resolución final.
«La última misión Apolo» es la cuarta incursión de Ruy Vega en el género de la ciencia ficción. Al igual que en sus anteriores obras, la novela sirve de vehículo para plantear preguntas esenciales cuya respuesta debe buscar el propio lector entre páginas de intriga, ficción y ciencia.

2056 CIUDAD FUTURA

18.00

En 2020 el colectivo independiente de artistas LOS PURIFICADOS desarrolla diversas acciones artísticas multidisciplinares en el terri-torio del Principado de Asturias. Entre ellas n ace Fabulae Project, una iniciativa que aúna imagen y palabra en varios formatos. En este contexto surge el primer libro del proyecto: 2056 Ciudad Futura.
Cinco fotógrafos y cinco escritores crean esta obra que se inicia con el relato de Natalia Menéndez al que acompañan las fotografías de Nuria Pozas. Un escritor entrega su parte del relato y un fotógrafo aporta las imágenes alusivas al texto, continuando un tándem escritor-fotógrafo hasta el final del libro. Cinco estilos diferentes en cada una de sus disciplinas que hilan una narración trepidante, una distopía urbana ambientada en el horizonte de 2056. Así nace 2056 Ciudad Futura con la colaboración de la edi-torial Más Madera.
Los escritores que participan en el libro son: Natalia Menén-dez, Esperanza Medina, Pablo Texón, Gema Fernández Martínez y Javier F. Granda. Los fotógrafos: Nuria Pozas, Esperanza Labra-dor, Iris Benítez, Marta Areces y Ramón Collado.

Cuentos de Ciudad Ajada

17.00

Cuentos de Ciudad Ajada reúne una selección de los relatos que Fernando Fonseca ha venido escribiendo desde los inicios de su ya larga trayectoria como escritor hasta la actualidad.
En este volumen se mezclan textos inéditos y de reciente factura con otros publicados en diferente medios (libros colectivos, prensa, revistas…) Porque, como explica el autor, «un volumen de relatos es en sí mismo una suerte de antología, y su recopilación nos permite viajar en el tiempo experimental de las sensaciones, las atmósferas, los encuentros con seres sorprendentes, las voces, las modas, aquellas músicas, estos licores, cualquier clase de guiño o su ausencia, atravesando ventanas, montañas o desiertos, volando por el cielo falso de los teatros como lo hizo Nijinsky aquella noche en París».
El nexo de unión entre la mayoría de los cuentos aquí recogidos no es otro que el escenario donde se desarrolla la historia narrada; esto es, Ciudad Ajada, «ese lugar que se alimenta y crece en mi imaginario», en palabras del autor.

Tentando al diablo

16.00

Tentando al Diablo es una original propuesta plástica y literaria que —como la Rayuela de Cortázar— ofrece al lector distintas posibilidades de acercamiento. Tal vez quiera dejarse llevar por las sugerentes ilustraciones que anuncian cada relato y leerlos salteados. O, quizá, se deje conducir por la narración que los enmarca, convirtiendo la obra en una embaucadora novela. De cualquier manera, podrá sumergirse en el caleidoscópico microcosmos que el autor ha creado. Un espacio atemporal e indeterminado, pero perfectamente reconocible —como el Macondo de García Márquez—, si se siguen las pistas sembradas a lo largo de los textos; cruzando las vidas de los personajes; conectando las tramas narrativas y deparando un lúdico estallido de niveles de lectura e interpretaciones que, sin duda, una vez llegada la última página, invitará a volver a la primera para retomar la experiencia con nuevas claves y nuevos ojos.
Una obra plenamente abierta esperando a que el propio lector la complete con sus últimas pinceladas.
Esa es la propuesta.
Esa es la tentación de Plácido Rodríguez.

EL DILUVIO DE LA FRESA

15.00

El viaje de un veterinario y su hijo al corazón de la Asturias rural, tan natural como sincero. “Entre los adorables dibujos de Carlos Álvarez Cabrero, las fresas, las que se apellidan con el color del leve mosto de las nubes, las que intangibles riega el rocío sin labios de los más humildes y  apócrifos bestiarios de la aldea, las que Lauren García, siembra entre las rayas de tu mano que definitivo y justo amanezca, ebria de dulzura, la nueva luz del día.”

(Del prólogo de Juan Carlos Mestre)

1 2 7